31 may. 2008

CAPACITACION CON AIRSOFT

Las fotos de este artículo no corresponden a una guerra real, aunque pueda parecerlo. Se trata de un entrenamiento para formar o afianzar equipos de trabajo, a través del airsoft. El airsoft es un juego, o un hobby-deporte basado en la simulación militar. Se trata de un juego de guerra, similar al paintball, surgido en Japón en los años ochenta. El término airsoft proviene del inglés, y se traduciría como "aire suave". Esto hace referencia a la forma en la que la munición es disparada. Su principal diferencia con el Paintball es el realismo, y es el único juego de su estilo que da la sensación de estar viviendo una aventura real.
Esta modalidad de capacitación está ahora disponible en Iquique, gracias a la creatividad de dos profesionales que se unieron para ofrecerlo como servicio a las empresas a través de Praxis Ltda. Se trata de Luis Montoya Tapia y Claudio Morales Morales.
Las habilidades requeridas en el futuro, serán la capacidad de aprender y trabajar en equipo, y la experimentación será un factor esencial de aprendizaje”, dice Luis Montoya. Y agrega “este deporte nos permite reforzar, promover, estimular y desarrollar el liderazgo, la estrategia, la comunicación y planificación, además del espíritu y el trabajo en equipo”.
Por lo demás, los programas de actividades de aventura en contacto con la naturaleza y espacios abiertos están experimentando una gran importancia y aceptación en el ámbito de las empresas, las cuales encuentran en este tipo de actividades una forma útil y novedosa de poder complementar sus capacitaciones y eventos.
El airsoft permite, entre otras cosas, que el equipo de trabajo se conozca en condiciones diferentes a las habituales de la oficina, y donde los empleados muestran también nuevas potencialidades. “Por ello a veces se trata de someter al grupo a una experiencia en condiciones relativamente extremas para descubrir potencialidades, inducir conductas positivas que ayuden a lograr el éxito, y fomentar mayor cooperación”, dice Claudio Morales.
En fin, una forma diferente de hacer capacitación, más entretenida, basada en el “aprender haciendo”, y sobre todo más experiencial, lo que garantiza un aprendizaje más permanente. Si quiere ver video, click aquí.

24 may. 2008

EMPOWERMENT (Empoderamiento)

Empowerment quiere decir potenciación o empoderamiento, y es el hecho de delegar poder y autoridad a los subordinados y de conferirles el sentimiento de que son dueños o actores principales de su propio trabajo, lo que genera compromiso y sentido de pertenencia.
El empowerment (o empoderamiento en español), es entonces la capacidad de una empresa para crear las condiciones que permitan a los individuos y/o grupos asumir responsabilidades, de modo que tengan un profundo sentido del compromiso y protagonismo personal en el trabajo, participen, hagan contribuciones importantes en su empresa, sean creativos e innovadores, asuman riesgos, y quieran sentirse responsables y asumir posiciones de liderazgo.

Las empresas que trabajan con el paradigma del empoderamiento comparten algunas características: en primer lugar muestran confianza hacia los empleados. En segundo lugar, ofrecen un clima que posibilita el crecimiento. En tercer lugar, aceptan un liderazgo compartido. Y en cuarto lugar, dan oportunidades para que los empleados desarrollen múltiples roles.

El empoderamiento constituye una herramienta muy poderosa para el logro de las metas que tiene una organización, lo que es bastante evidente si se piensa que un grupo de empleados que siente que son los verdaderos protagonistas de su quehacer y no meros autómatas que hacen lo que les dice su jefatura, tendrán más compromiso y por tanto más entrega hacia su trabajo.

Pero el empoderamiento no debe ser solamente una cuestión de palabras, sino traducirse en hechos concretos. Y esto no es fácil, porque todavía existe una línea de administración que sigue pensando que los trabajadores son sólo peones. Empoderar significa entregar responsabilidades, entregar delegación, protagonismo, e incluso liderazgo. En una palabra, entregar poder, como claramente lo dice el origen etimológico de este término. Y no toda jefatura está dispuesta a entregar poder, probablemente porque puede sentir temor o un menoscabo a su autoridad.

Las investigaciones han mostrado que en diversos tipos de organizaciones el empoderamiento produce una mejora sustancial, y un fortalecimiento, que se puede observar tanto a nivel de las personas como de la organización. Desde el punto de vista de una persona, el empoderamiento puede ser total, parcial o nulo, dependiendo de varias condiciones. Cuando la persona se siente “dueña de”, se podría decir que está plenamente empoderada. Un aprendiz de mecánica recién ingresado a una empresa obviamente no se siente empoderado en su función; pero una vez que haya superado el aprendizaje inicial, y domine cabalmente el manejo de las máquinas que opera, se sentirá plenamente empoderado. Por eso el empoderamiento implica una sensación de control; y a nivel de una empresa, el hecho de que un grupo de empleados conozcan bien una labor, que la puedan desarrollar en buena forma sin la jefatura presente, y que incluso propongan ideas nuevas, es también una muestra de empoderamiento, en este caso del grupo.

El empoderamiento incluye conductas concretas, como el dominio de una tarea, pero también otras variables, como el aspecto emocional, ya que la persona o el grupo empoderado, además de haber logrado el dominio de sus tareas, se siente dueña de las mismas, y esto genera una sensación emocional grata que se traduce en una mayor motivación.

3 may. 2008

PERSONALIDAD Y TRABAJO

La personalidad es la forma en que una persona reacciona y actúa en la vida. Es bastante constante, y en general se mantiene estable durante toda la vida o gran parte de ella. Puede cambiar, pero en forma gradual y lenta. La personalidad es única, jamás dos personas tienen una personalidad igual.
Se ha tratado de relacionar la personalidad con la vida laboral (ver diaporama) de la gente. Y hay algunos hallazgos interesantes. Se han usado varios modelos, y todos ello aportan algo. Quizás el más utilizado es el llamado el “modelo de los cinco grandes”. Este modelo plantea que hay cinco factores, características o rasgos que son los más importantes para la vida laboral. Estas cinco dimensiones básicas de la personalidad, serían además el fundamento de las demás: extroversión, escrupulosidad, afabilidad, apertura a la experiencia y estabilidad emocional.
El primero de estos cinco rasgos -la extroversión- caracteriza a las personas que son sociables, comunicativas, y generalmente asertivas. Se relacionan con facilidad y suelen tener bastantes amigos y conocidos. En el plano laboral, se ha comprobado que la extroversión pronostica un buen rendimiento en puestos gerenciales y de ventas. Precisamente estos cargos requieren de mucho contacto con otras personas.
El segundo rasgo, la escrupulosidad, es poner énfasis en la calidad del trabajo. Involucra un buen desarrollo del sentido de la responsabilidad, la capacidad de hacer un trabajo confiable, la persistencia frente a las dificultades, y la orientación al logro. Las personas con alto desarrollo de este rasgo tienen por lo general un rendimiento más alto en el trabajo, y esto es válido en la gran mayoría de las ocupaciones.
La afabilidad caracteriza a las personas que son buenas por naturaleza, cooperadoras y dignas de confianza. Tienen buen trato, les interesan los demás, se puede confiar en ellas y tienen un buen sentido de la honestidad. Aunque la afabilidad sola no garantiza el éxito en el trabajo, es una característica que se valora, y que si no está presente puede generar dificultades en la adaptación.
La apertura a la experiencia es propia de personas que valoran la imaginación, a veces tienen cierta sensibilidad artística, pero también les interesa lo intelectual. Este rasgo es de gran importancia para aprovechar el entrenamiento y el aprendizaje. Las personas con esta cualidad se abren a nuevas perspectivas, son capaces de mirar otros puntos de vista, y esto les permite aprender con mayor rapidez y profundidad que otros.
Finalmente, la estabilidad emocional caracteriza a las personas más bien calmadas, a veces entusiastas, seguras de sí mismas y positivas, moderadas en sus reacciones emocionales. Curiosamente, este rasgo no muestra una relación directa con el éxito de ningún trabajo en particular, pero sí es importante para ciertos cargos específicos, como podría ser un vigilante privado o un chofer.
Hay muchos otros rasgos de personalidad, pero los que se han mencionado han recibido más atención que otros por su influencia y relación con la vida laboral. También, cuando se estudia la personalidad en el vida laboral, es interesante conocer acerca de las actitudes, ya que éstas también determinan la conducta de los empleados.

INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO DERECHO

Funcionarios durante la Jornada de apacitación El Hospital de Ovalle llevó a cabo el curso “INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO ...