24 may. 2008

EMPOWERMENT (Empoderamiento)

Empowerment quiere decir potenciación o empoderamiento, y es el hecho de delegar poder y autoridad a los subordinados y de conferirles el sentimiento de que son dueños o actores principales de su propio trabajo, lo que genera compromiso y sentido de pertenencia.
El empowerment (o empoderamiento en español), es entonces la capacidad de una empresa para crear las condiciones que permitan a los individuos y/o grupos asumir responsabilidades, de modo que tengan un profundo sentido del compromiso y protagonismo personal en el trabajo, participen, hagan contribuciones importantes en su empresa, sean creativos e innovadores, asuman riesgos, y quieran sentirse responsables y asumir posiciones de liderazgo.

Las empresas que trabajan con el paradigma del empoderamiento comparten algunas características: en primer lugar muestran confianza hacia los empleados. En segundo lugar, ofrecen un clima que posibilita el crecimiento. En tercer lugar, aceptan un liderazgo compartido. Y en cuarto lugar, dan oportunidades para que los empleados desarrollen múltiples roles.

El empoderamiento constituye una herramienta muy poderosa para el logro de las metas que tiene una organización, lo que es bastante evidente si se piensa que un grupo de empleados que siente que son los verdaderos protagonistas de su quehacer y no meros autómatas que hacen lo que les dice su jefatura, tendrán más compromiso y por tanto más entrega hacia su trabajo.

Pero el empoderamiento no debe ser solamente una cuestión de palabras, sino traducirse en hechos concretos. Y esto no es fácil, porque todavía existe una línea de administración que sigue pensando que los trabajadores son sólo peones. Empoderar significa entregar responsabilidades, entregar delegación, protagonismo, e incluso liderazgo. En una palabra, entregar poder, como claramente lo dice el origen etimológico de este término. Y no toda jefatura está dispuesta a entregar poder, probablemente porque puede sentir temor o un menoscabo a su autoridad.

Las investigaciones han mostrado que en diversos tipos de organizaciones el empoderamiento produce una mejora sustancial, y un fortalecimiento, que se puede observar tanto a nivel de las personas como de la organización. Desde el punto de vista de una persona, el empoderamiento puede ser total, parcial o nulo, dependiendo de varias condiciones. Cuando la persona se siente “dueña de”, se podría decir que está plenamente empoderada. Un aprendiz de mecánica recién ingresado a una empresa obviamente no se siente empoderado en su función; pero una vez que haya superado el aprendizaje inicial, y domine cabalmente el manejo de las máquinas que opera, se sentirá plenamente empoderado. Por eso el empoderamiento implica una sensación de control; y a nivel de una empresa, el hecho de que un grupo de empleados conozcan bien una labor, que la puedan desarrollar en buena forma sin la jefatura presente, y que incluso propongan ideas nuevas, es también una muestra de empoderamiento, en este caso del grupo.

El empoderamiento incluye conductas concretas, como el dominio de una tarea, pero también otras variables, como el aspecto emocional, ya que la persona o el grupo empoderado, además de haber logrado el dominio de sus tareas, se siente dueña de las mismas, y esto genera una sensación emocional grata que se traduce en una mayor motivación.

2 comentarios:

GABRIEL JASSO MARTINEZ dijo...

Excelente el manejo del concepto; muchas felicidades por compartir de manera clara todo el tema.
Saludos cordiales!
Gabriel Jasso
3r
Desarrollo Humano

Jeannette dijo...

El empoderamiento bien manejado es un capital importante dentro de una empresa, ademas de ser motivacion para el trabajo individual

INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO DERECHO

Funcionarios durante la Jornada de apacitación El Hospital de Ovalle llevó a cabo el curso “INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO ...