18/9/2007

TRABAJO BAJO PRESIÓN

El trabajo bajo presión puede ser entendido como aquel trabajo que se realiza bajo condiciones adversas de tiempo o de sobrecarga de tareas, y que demanda mantener la eficiencia y no cometer más errores de lo habitual. El caso más conocido o paradigmático es el de los vendedores de terreno, pues cada vez que se acerca fin de mes, deben hacer esfuerzos ingentes para lograr la ansiada cuota de ventas que su empresa les demanda.
Muchos trabajos hoy en día tienden a ser bajo presión, como puede constatarse con sólo mirar los avisos de empleo. Una secretaria, un administrativo, un ejecutivo y un gerente, pueden estar sometidos a exigencias similares de presión. En la actualidad estamos con niveles de presión muy superiores a lo que se estilaba hace solamente un par de años. Parece que hoy todo es "para ayer".
La exigencia de ser capaz de trabajar bajo presión se ha producido por varias razones.
En primer lugar porque el nivel de exigencia de las empresas ha aumentado. En efecto, en un mundo tan competitivo, las empresas deben esforzarse para sobrevivir y desarrollarse, y esto significa recargar con más trabajo a sus empleados para ahorrar en personal y mostrar mejores cifras. Lo mismo puede decirse del aumento de los estándares de calidad, a través de las diversas certificaciones (ISO y otras), que obligan a utilizar procedimientos y controles que anteriormente no existían, y que demandan mayor tiempo.
Otro factor que podrían citarse como responsable del trabajo bajo presión es la polifuncionalidad, que se ha transformado en algo común. Es decir, nadie hace solamente una tarea o función, sino varias, y esto desde luego aumenta la carga de trabajo. También la cultura de la respuesta rápida, en el sentido de responder lo mejor y más rápido posible a los clientes, ha estimulado el trabajo bajo presión, ya que por ejemplo, una cotización hay que enviarla "ya", pues de lo contrario los competidores podrían adelantarse y se perdería un negocio.
Lo cierto es que no todos pueden resistir bien el trabajo bajo presión. Hay personas que se abruman con rapidez, y tarde o temprano deben buscar empleos de menor presión, por la amenaza de sufrir un cuadro de estrés.
En efecto, el trabajo bajo presión puede fácilmente producir estrés si la persona no está preparada o no sabe manejar bien el estrés. Lo importante es que cada cual sepa hasta dónde "apretar el acelerador". Cada trabajo tiene un nivel óptimo de estrés. Bajo condiciones de trabajo muy relajado, el rendimiento disminuye, pero paradojalmente, bajo condiciones de mucha presión, también disminuye. El óptimo es un nivel medio de estrés, como han señalado diversos estudios.
La mejor manera de lograr un buen ajuste al trabajo bajo presión es organizar muy bien el tiempo; sin embargo esto no siempre es posible, porque las múltiples funcionen desconectan al empleado de lo que estaba haciendo y lo desconcentran. De ahí que mucha gente dice que la hora más productiva de su trabajo es en la mañana, antes de que empiece a sonar el teléfono y las interrupciones.
Otro factor que ayuda es la capacidad de clarificar qué es lo importante y lo urgente, pues a veces las urgencias no requieren realmente de una respuesta tan rápida. Como sea, aprender a trabajar bajo presión es una demanda creciente del mercado laboral, y cada cual debe aprender técnicas que le permitan sortear con éxito esta nueva exigencia. HBC

13 comentarios:

Anónimo dijo...

.GRACIA.

Anónimo dijo...

en pocas palabras buscan esclavos, ya que se benefician las empresas a bajo costo.

Anónimo dijo...

Desafortunada mente es la tendencia, muy pocos son privilegiados con buenos trabajos y excelentes sueldos, a los demás nos toca perrearle. Es una verdadera lastima, que las empresas en su afán de querer crecer y obtener poder, se desprendan del juicio de lo importante que es el trabajador y de la cruel realidad que enfrentan, con las muchas veces migajas económicas y beneficios que les otorgan.

BORIS OSORIO dijo...

Trabajo bajo presión es otra forma de enajenación y de explotación la eficiencia y maltrato de los jefes mediocres y las empresas desorganizadas con su ISO que es la forma mas cruel de fascismo la posmodernidad de maltrato.

Anónimo dijo...

Trabajo bajo y tareas multiples..es muy comun.Integro un equipo de trabajo y desarrollo multiples tareas.Po ejemplo,viajar 300 km por dia para efectuar las entregas y despachos de mercadria,compra de materias primas,firmar cheques,nuevos cllientes,nuevos proovedores.fotografias de los articulos para los folletos y web,gestiones bancarias,gestones contables,compra de insumos,verificacion y mantenimiento de los vehiculos,compra de repuestos,presupuestos,talleres mecanicos,habilitaciones de los mismos con toda la burocracia existente,expociciones,etc etc ...y por ahi me olvido de algo...Que gane...?? sobrevivi,y vi como los jerarcas se llenaron los bolsillos haciendo menos,ya que muchas ocsas son mi responsabilidad y ellos estan ajenos a tales cuestiones..Algo asi como esclavitudpor la necesidad de trabajar.....

Anónimo dijo...

(...)Lo mismo puede decirse del aumento de los estándares de calidad, a través de las diversas certificaciones
(ISO y otras),
que obligan a utilizar procedimientos y controles que anteriormente no existían, y que demandan mayor tiempo.(...)

Creo que la motivación, es la herramienta, pero se va perdiendo porque las personas no hacen lo que les gusta.,solo les interesa ganar y ganar dinero y se presionan ellos mismo.

LA SOCIEDAD ESTA DORMIDA Y LA MAQUINA LOS LLEVA COMO EL RIO AL MAR....AUNQUE LLEGUEN MUERTOS A SU DESTINO (
SIN DARSE CUENTA,POR LA PRESIÓN del AGUA)

Anónimo dijo...

por eso mejor estar con la REVOLUCION SOCIALISTA

Sandra navarro dijo...

Una buena estimulación seria un sueldo q se ajuste a el nivel de estrés y presión, de la persona. Al mismo tiempo esta ayudara a el individuo(a) a tener aliento de organizarc bien. Cabe recordar q no hay efecto sin causa ni causa sin efecto. La razón de ser seria un buen sueldo.

Anónimo dijo...

hoy vivo esto de trabajo a presion pero no solo hacae bine el trabajo basta si no un apoyo por parte d ela institucion por dar lo que necesitas para lograr sus objetivo no tengo q sacar dinero d emi bolsillo para facilitarle las cosas es es abuso y viveza ..no bajo presion.

Anónimo dijo...

Bien, al igual que todos ustedes quiero vivir bien, esto a través de un trabajo estable, desafortunadamente somos cientos de millones los que queremos un cachito de vida, pues bien, nada nos va salir gratis, si para vivir hay que trabajar como burro y ser explotado y ser negreado a mas no poder, pues bien señores, YO QUIERO SER NEGREADO !, porque hoy día es un privilegio y un orgullo poder llevar el pan a casa sabiendo que ha sido con el sudor de tu frente, y no lo digo para caer en la mediocridad y el conformismo, también espero crecer y lo hago al dividir mi tiempo entre otras actividades que de a poquito me harán mejorar mi situación, ¿Qué como le hago ? ese ya es problema de cada uno.

Anónimo dijo...

En mi opinión... Dejen de quejarse y decir que la crisis y que los trabajos y bla bla bla, todos podemos conseguir un buen trabajo es cuestión de perseverar con una actitud positiva y dar siempre lo mejor, si alguien no lo valora simplemente agradecer y al que sigue.

¡Saludos!

CAROLINA dijo...

LO MEJOR ES TRABJAR EN EL NETWORK MARKETING LO QUE GANAS ES SINONIMO DE TU PROPIO EZFUERZO

Anónimo dijo...

Cabe preguntarse ¿hasta qué punto colaboramos en generar la situación de trabajo bajo presión?, ¿cómo evitar que la adicción al trabajo nos arruine la vida? La respuesta puede parecer sencilla, simplemente ¡desconéctate!, aunque quizás, no sea tan fácil lograrlo. Aprender a desconectarse es fundamental para combatir el estrés, que trae aparejado la presión prolongada.

Algunos líderes y empresarios entienden la presión como un método para aumentar la productividad o rentabilidad de sus empleados, corriendo el riesgo de perder el contacto con la inteligencia emocional, de tal modo, no sólo no consiguen mejorar el rendimiento en el trabajo, sino que lo empeoran.

Más allá de la inteligencia emocional, hay que considerar la Inteligencia social, cualidad del éxito empresarial, sin la cual no se logra ejercer un liderazgo efectivo.

Para saber cómo enfrentarse a situaciones laborales difíciles, soluciones basadas en la inteligencia emocional, te pueden ayudar a salir airoso de situaciones de Trabajo bajo presión, para recuperar y conservar la motivación laboral perdida.