18 sept. 2007

Las Nuevas Habilidades

No hace tantos años que en el mundo laboral se ingresaba a un empleo solamente mediante un título que fuera pertinente al cargo que se iba a desempeñar. Sin embargo hoy día la situación ha cambiado, y las demandas del mundo laboral son cada vez más fuertes y exigentes.
Es así como nos encontramos con una serie de exigencias en los avisos de periódico. Se pide un ingeniero, pero debe saber además trabajar en equipo, ser proactivo, tener buenas relaciones interpersonales, estar orientado al marketing, y tener características de líder. En realidad todas las empresas de cierta categoría cuando solicitan personal piden una serie de otras características además del título. Hoy en día casi se puede decir que el título es solamente "para empezar".
Entre las principales competencias que demanda el mundo laboral, se cuentan: habilidades interpersonales, que significa saber relacionarse de buena manera con todo tipo y nivel de personas. Ser proactivo, que significa ser capaz de adelantarse a los hechos; es una mezcla de tener iniciativa y ser activo a la vez. Polifuncionalidad, lo que significa ser capaz de realizar más de una función; así, una secretaria, además de saber su labor propia, debe saber algo de contabilidad, de trámites bancarios, etc. En las empresas mineras, por ej., los operadores de maquinaria pesada ascienden de acuerdo al número de máquinas que han aprendido a manejar, y esto los hace polifuncionales.
Otra de las nuevas habilidades es la agresividad comercial, que se refiere a ser capaz de percibir en muchas situaciones una oportunidad de negocio. Otra competencia que se pide es la inteligencia emocional, que es la capacidad para manejar bien las emociones, dominar el estrés, y no caer en depresiones. La presencia de valores, es decir la dimensión ética, es otro rasgo que buscan las empresas.
A veces las exigencias llegan a límites muy sutiles: en una minera que asesoro, una vez fijado el perfil que definían para los candidatos, los ejecutivos de recursos humanos terminaron la reunión planteando que todo eso estaba muy bien, pero que lo más importante para ellos era que la gente fuera...alegre (¡).
Una conocida cadena de hoteles internacionales no contrata a nadie que no sonría en forma permanente todo el día.
En otra empresa, el ingeniero jefe de planta terminó un importante proyecto dos semanas antes del plazo. Naturalmente, este sujeto esperaba al menos una felicitación, porque le ahorró a su empresa varios millones de pesos. Pero el resultado fue inesperado: la oficina central le hizo ver que su trabajo había sido muy bueno, pero que era "el colmo que no se le hubiera ocurrido vender la misma instalación a la otra minera..."; y el resultado final: lo enviaron a un curso de ventas, para que la próxima vez "no pierda otra oportunidad".
Y así, suma y sigue. Lo bueno de esto de tantas exigencias nuevas: profesionalizarse. Lo malo: el exceso de competitividad y el costo asociado a ello en términos de estrés y autoestima. En definitiva, el mundo laboral demanda cada vez más exigencias, entre las cuales se cuentan algunas de las competencias que hemos mencionado y otras más, todas las cuales debemos desarrollar o potenciar si queremos seguir siendo competitivos y estar laboralmente vigentes. HBC

No hay comentarios:

INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO DERECHO

Funcionarios durante la Jornada de apacitación El Hospital de Ovalle llevó a cabo el curso “INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO ...