3 oct. 2009

ESTRES LABORAL

El estrés es una reacción de alerta del organismo que lo prepara para la acción cuando aparece alguna amenaza o peligro. Estas amenazas pueden ser hacia la integridad física, que son las menos hoy en día, o hacia la integridad psicológica, que son las más. Los estudios sobre el estrés han ido descubriendo cada vez más una serie de factores sutiles que lo generan -por una parte-, y paulatinamente se va sabiendo más también sobre los efectos a mediano y largo plazo que produce.

Actualmente el estrés laboral es cada vez más común, y si bien las licencias médicas por este cuadro no son tantas, hay sin embargo una gran cantidad de licencias que están generadas en forma indirecta por el estrés. En otras palabras, muchas dolencias que normalmente puede tener un trabajador sin que se manifiesten, cuando está sometido a un estrés entonces aparecen.

Se han reportado muchas causas como origen del estrés. En una ciudad grande como Santiago, por ejemplo, un mero trámite genera cierta carga de estrés. En efecto, puede durar toda una mañana, y significa muchas veces pelear con las personas que hacen también cola, con una serie de funcionarios agrios, levantarse más temprano de lo común, pedir permiso a un jefe que a veces es de mal carácter, etc. En la vida laboral una de causas más comunes son la relación con el jefe directo, la excesiva carga de trabajo, y el cumplimiento de metas que están sujetas a plazos; asimismo, la falta de planificación de actividades, exceso de responsabilidades, desafíos muy elevados, la atención excesiva de público o clientes difíciles, malas relaciones humanas, etc., son elementos que predisponen al estrés.

Para solucionar el estrés en el trabajo lo mejor es descubrir cuáles son las causas, y atacarlas en forma directa. Los paliativos ayudan y aportan, pero en realidad si no hay soluciones más de fondo el estrés reaparece. A veces reorganizando las tareas, haciendo alguna reingeniería, o hacer sistemas de turnos u horarios de atención, redistribuir el trabajo en el equipo, delegar tareas, establecer procedimientos, aprender a optimizar el tiempo, etc., constituyen soluciones prácticas, efectivas y rápidas.

Aunque en la actualidad el estrés puede aparecer en cualquier profesión u ocupación, hay algunas actividades que por su naturaleza son fuente de estrés, y es muy difícil encontrar soluciones. Entre las profesiones que conllevan un mayor grado de estrés están las de controlador de tránsito aéreo, la conducción de vehículos de locomoción colectiva y en algunos casos la enfermería. Pero nuevos estudios están demostrando que otras profesiones pueden añadirse al listado, como los médicos (especialmente de servicios de urgencia), las asistentes sociales y hasta los profesores.

Como decíamos, la solución debe buscarse idealmente en las condiciones de trabajo. Pero cuando esto no es posible o no es suficiente, deben buscarse soluciones personales, entra las cuales es importante aprender alguna técnica de relajación, procurarse actividades distractivas, dominar nuevos esquemas mentales, algún deporte, actividades de autocuidado en el trabajo, etc. Lo más importante es aprender a detectar el estrés, lo que no es siempre fácil -ya que tiene una serie de síntomas que suelen pasar inadvertidos-, y luego buscar las posibles soluciones.

1 comentario:

Alejandro José dijo...

Una de las soluciones que se ha buscado al estrés de los controladores aéreos es el sobresueldo. Un controlador en España cobra dos veces más que un ministro. Un sobresueldo que pagamos todos.
Una remuneración gratificante puede aliviar o compensar la carga mental que supone un trabajo, pero no creo que esta sea la solución al estrés que genera la profesión.

Como bien dices, la solución está en la mejora de las condiciones laborales. La precariedad laboral, y el poder que ejercen sobre nosotros la autoridad de un cargo más alto, puede crear un desequilibrio emocional o incluso minar la autoestima. La ampliación de los derechos del trabajador debe ser la solución. Desde mi punto de vista, el trabajo más estresante es el de desempleado con bocas que alimentar.

INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO DERECHO

Funcionarios durante la Jornada de apacitación El Hospital de Ovalle llevó a cabo el curso “INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO ...