12 dic. 2007

Personalidad A y B

Aunque hay muchas formas de estudiar y clasificar la personalidad, una de las más interesantes que se ha propuesto fue la de dividirla en "Personalidad A" y "Personalidad B", por la importancia que esta forma tiene para la vida laboral de las personas.
Esta forma de enfocar la personalidad fue producto de un descubrimiento de un psiquiatra norteamericano. Comenzó a observar que en algunos sillones de su sala de espera comenzaban a aparecer marcas de rasguño, que se hacían más cada vez más notorias, hasta que la tela terminaba por rasgarse. Intrigado, empezó a observar qué tipo de pacientes se sentaban en esos sillones, y fue así como descubrió estos dos tipos de personalidades. Las que rompían los sillones eran las que él llamó "personalidad tipo A".
El perfil de esta personalidad es que son personas excesivamente competitivas y parecen estar siempre urgidos por el tiempo, están siempre apuradas. Son personas que se involucran en una lucha crónica e incesante por lograr más y más en menos y menos tiempo; y si es necesario, compitiendo contra todo lo que sea, personas o situaciones. Son ambiciosos, y muy preocupados de la adquisición de bienes materiales. Son personas muy características justamente de la cultura estadounidense, pues en Estados Unidos estos rasgos son muy valorados. A nivel conductual se pueden detectar con cierta facilidad, pues están siempre moviéndose, caminando y comiendo rápidamente. Se sienten impacientes con la lentitud de los demás, tratan de pensar o hacer dos o más cosas a la vez; no valoran el tiempo libre, y muchas veces están obsesionados con los números. Miden su éxito en términos de cuánto adquieren de cada cosa.
El otro tipo de personalidad, la "personalidad tipo B", es todo lo opuesto. En contraste con el tipo de personalidad A, las personas "B" rara vez andan apresurados, no les interesa obtener un gran número de cosas ni tampoco participar en una serie enorme de eventos que les signifiquen andar urgidos, corriendo de un lado para otro. En realidad, casi nunca sufren de esa sensación de "estar urgido…tengo tantas cosas por hacer"... Por lo tanto, no son impacientes. No sienten tampoco la necesidad de mostrar y exhibir sus logros o éxitos, a no ser que sea necesario por alguna situación particular. Es decir, no necesitan mostrar que son superiores, ni con sus logros ni con sus adquisiciones materiales. Por lo tanto, pueden disfrutar del tiempo libre, y relajarse sin sentir culpa.
Obviamente los niveles de tensión y estrés en ambos casos son muy diferentes. Los tipos A normalmente tienen un nivel de tensión moderado o alto. Ellos mismos se someten a presiones de tiempo, creándose muchas veces fechas límite. En el trabajo, esto se traduce en que los tipo A son trabajadores rápidos, ya que enfatizan la cantidad sobre la calidad. En puestos gerenciales los tipo A demuestran su competitividad trabajando largas jornadas. En cuanto a las decisiones, no son ni brillantes ni mediocres, ya que las toman demasiado rápido. Rara vez son creativos, pues debido a su preocupación por la cantidad y la velocidad, se apoyan en experiencias pasadas cuando enfrentan problemas; no dedican el tiempo necesario a desarrollar soluciones nuevas frente a los problemas. Por estas razones, a pesar del esfuerzo y el trabajo duro del tipo A, los tipo B son los que parecen llegar más alto en las empresas, porque los tipo A prefieren la cantidad antes que la calidad, y en general los ascensos en las grandes empresas se dan más a aquellos que conocen bien lo que hacen y son ponderados, en lugar de a los que son simplemente impetuosos; a aquellos que son discretos en lugar de a los que son hostiles, y a aquellos que son creativos en lugar de a quienes son solo ágiles en la batalla del día a día. Si quiere conocer si su personalidad es A o B, puede hacer un pequeño test.

2 comentarios:

Shei h2 dijo...

Tienen la forma de calificar por favor???

Shei h2 dijo...

Tendrán la forma de calificar por favor?? Buena explicación.

INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO DERECHO

Funcionarios durante la Jornada de apacitación El Hospital de Ovalle llevó a cabo el curso “INCLUSION EN SALUD, TODOS TENEMOS EL MISMO ...